martes, septiembre 29, 2009

Ecos turísticos del pasado Consejo Comunal


En el pasado consejo comunal se habló del estado actual de los hoteles que están en manos del Consejo de Estupefacientes, El predio de la otrora renombrada Posada Alemana que debe de pasar a manos de una entidad de Salento para ubicar allí una institución que se encargue de la rehabilitación de personas drogadictas; El Hotel Gaviotas en La Tebaida que pasará a ser un Centro Recreacional para el personal de la Policía Nacional y sus familias, que bien merecido lo tienen, es encomiable la labor social que esta entidad presta a los habitantes de nuestra Colombia; ojalá que pongan al Hotel Gaviotas y todas sus instalaciones a tono y la sepan conservar para bien y orgullo de nuestro Quindío turístico; por último, El Hotel Campestre Las Heliconias, ubicado en la vía hacia Panaca, por donde ha desfilado una porción importante de los colombianos que han escogido al Quindio como su destino de vacaciones en alguna ocasión; bien vale la pena darle una manito por lo que para este destino puede llegar a representar. El Presidente Uribe manifestó en esta ocasión que debe de ponerse en manos de un operador, idealmente, una cadena internacional al estilo de las mejores del mundo para poder aprovechar todas las ventajas que esto conlleva: publicidad compartida en folletería, www, una fuerza de ventas con acceso a todos los nichos de mercado nacional e internacional, compras en escala, ejecutivos hoteleros de primer nivel, “grandes ligas”, (su experiencia es transmitida al recurso humano regional) estándares de operación certificados; este destino está pidiendo a gritos estos tipos de operadores,; ojalá y así sea, necesitamos más cadenas nacionales e internacionales que le hagan compañía a Hoteles Decamerón operador del hotel de Panaca, que tan buena gestión comercial le hace al hotel y por ende al destino; entiendo que su operación es exitosa, el parque Panaca se lo merece.

Apuntes de Viaje
Esta columna la estoy escribiendo esta mañana de Septiembre 28 desde el Aeropuerto Internacional de Barcelona, Estado Anzoátegui, Venezuela, estoy a la espera de un vuelo hacia el Aeropuerto Internacional de Maiquetía que sirve a la capital, Caracas, y como siempre, me sorprende ver, que sin siquiera hacer el llamado para el vuelo ya hay una línea de clientes, unos 50 aproximadamente, unos de pie y otros sentados incómodamente en el suelo pero conservando la línea de acceso al counter de despacho del avión, han estado en esta línea por los últimos 40 minutos; y yo? acá sentado escribiendo esta columna y en compañía de 65 sillas súper cómodas y…vacías! : Un consejo para los que vuelan, todos los pasajeros sin excepciones tienen una silla asignada y rara vez, digo, rara vez se suele dar una repetición, así que quédense tranquilitos cómodamente sentados que luego, cuando lleguen al avión esa otra silla lo está esperando, es decir, de silla a silla.

En la pasada edición de la Crónica del Quindio digital www.crónicadelquindio.com en los comentarios a mi columna encontré uno simpático comentario sobre el apunte positivo que hice a un restaurante; el amable lector me comenta que tal vez yo le estoy haciendo propaganda a este establecimiento y que me deben de estar pagando por esto; a primera vista pareciese que fuese así, pero no lo es; me debo a mis queridos lectores por lo tanto no acepto dádivas ni regalos de sitio alguno, pues esto va contra la integridad de mi columna, que solo persigue el potenciar las cosas buenas, y cuando es el caso hacer ver las malas.





Hasta la próxima,

ivanres49@hotmail.com
www.hoteleríayturismo.blogspot.com

No hay comentarios.: