miércoles, agosto 05, 2009

El Paso del Quindio

Carguero del paso del Quindío, foto cortesía de www.lablaa.org
Columna Hotelería y Turismo publicada martes 04 de agosto 2009 www.cronicadelquindio.com

El Quindio se considera como el paso más penoso de la Cordillera de los Andes. Es un bosque tupido, completamente inhabitado que aun en la estación más propicia del año, no puede ser atravesado sino al cabo de diez o doce días. No se encuentran en él albergues ni alimentos, y los viajeros se proveen en cualquier estación de víveres para un mes, pues ocurre con harta frecuencia que los deshielos y la repentina crecida de los torrentes los hacen escasear, pues no llegan ni del lado de Cartago ni del de Ibagué. El punto más alto del camino, la Garita del Páramo, se encuentra a tres mil quinientos cinco metros sobre el nivel del mar.

En octubre de 1801, mientras viajábamos por el Quindio a pie, con nuestros instrumentos y colecciones cargados sobre doce bueyes, soportamos muchas penurias por las constantes lluvias regionales a las que estuvimos expuestos durante los últimos tres o cuatro días del descenso de la ladera occidental de la cordillera. El camino conducía a través de un territorio cenagoso cubierto de cañas de bambú. Las púas con las cuales están armadas las raíces de esta gigantesca herbácea, destrozaron de tal manera nuestro calzado que nos vimos obligados a caminar descalzos, como todos los viajeros que rehúsan ser transportados a lomo de hombre.



Esta anterior cita es del libro En El paso del Quindío del célebre científico Alexander Von Humboldt (1801)


Son muchos los personajes que al igual que Humboldt, transitaron por esta vía, cuando era el paso obligado entre el centro y el occidente de Colombia: José Celestino Mutis, Francisco José de Caldas, Juan Bautista Boussingault, Ernst Rothlisberger. En Salento, siempre ha sido recurrente hablar sobre el famoso personaje que pernoctó allí: nada más y nada menos que el general de generales, Simón Bolívar, junto a su ejército libertador.


Pero, ¿Qué tiene que ver toda este recorrido histórico con el turismo?
Resulta que en el mundo, hay un nicho de mercado que atrae unas corrientes de turistas muy especiales y es el de las caminatas o trekkings, realizadas por personas amantes de la naturaleza y que le dan un respeto especial a todo lo que tiene que ver con la ecología y el medio ambiente. Dentro del abanico de opciones a nivel mundial, los trekkings ó caminatas que mas caminantes atraen son: La cordillera del Himalaya en Nepal, El tramo del Gunung Tahan en Malasia, La cordillera de Ladakh en la India, la Sierra Alta en California USA, Los caminos de los ríos Yukon y Charley en Alaska, La Patagonia en Argentina-Chile, El camino del Inca en Perú, La montaña Kenya en Kenya, Los Alpes Suizos y El Camino de Santiago de Compostela en España, entre otros.

El paso del Quindío, también llamado el Camino Real desde la época de la Colonia es quizás el más nombrado de Colombia desde épocas inmemoriales. Durante su recorrido hay tramos escarpados en la cordillera que son de un nivel extremo, contrario a otros tramos mucho más suaves, ubicados por los lados de Salento, Circasia, Filandia y finalmente ya en las cercanías de la meta final, Cartago.

Sería interesante acometer la tarea de identificar algunos de estos tramos y clasificarlos por orden de riesgo/esfuerzo, tal y como suele hacerse en los trekkings antes mencionados. El paso del Quindío puede llegar a convertirse en un camino digno de ubicarse en esta selecta lista y ser el referente colombiano, el de “mostrar” a nivel nacional e internacional. En resumen, tenemos en nuestro Quindío un producto único para mostrar al mundo, tan solo debemos saber como aprovecharlo, eso si, responsablemente.

Hasta la próxima,

Ivanres49@hotmail.com
http://www.hoteleriayturismo.blogspot.com/

No hay comentarios.: