lunes, enero 12, 2009

CAMPAÑA DE PROMOCIÓN "MARCA QUINDÍO"



Comenzó en forma la campaña de promoción del Quindío con “MARCA QUINDIO”, el plan de medios escogido no podía ser el mejor; los elegidos son los que se ajustan al público objetivo. En Prensa: El Tiempo, El Espectador, El País y El Colombiano; en revistas: Semana, Cambio, Jet Set y Caras; en radio: Caracol, RCN y la W ; las horas de pauta en radio, horario triple A son las mejores. Esto significa que el sector gubernamental a través de la entidad encargada para esta gestión, el Fondo Mixto de Promoción del Quindío se ha puesto las pilas para darle fuerte a la promoción de nuestro destino que tanto lo necesita. Una pequeña recomendación: comunicar al sector empresarial, periódicamente y con la debida antelación el plan de medios para que ellos se animen a colocar pauta publicitaria, mejor y más económico para todos si se unen y pautan conjuntamente, por gremios: hotelería, gastronomía, agencias de viajes y los parques temáticos y otros.

La semana anterior estuve viendo una promoción de la marca a través de Facebook; seguro que muchos de ustedes la vieron también, muy positivo seguir utilizando todos estos portales sociales, para “pegar” nuestro destino: Facebook, Youtube, Hi5, Messenger, Flickr, Panoramio (buenísimo!, http://www.panoramio.com/ y otros.

No obstante haberlo insinuado en varias ocasiones, sería muy provechoso “vender” la idea para que la MARCA QUINDIO sea impresa en todo lo que tenga que ver con la imagen del Quindío, obviamente siguiendo los lineamientos trazados para este fin por el Fondo Mixto de Promoción, recuerdo que dentro de las insinuaciones he hablado de ver la marca en los buses y hasta camiones que circulan por el país; precisamente la semana anterior cuando me dirigía de Bogotá a Armenia, puede ver camiones promocionando marcas, ejemplo: Comcel. Tenemos empresas de transporte regionales a quienes les podemos sugerir que coloquen la marca en sus vehículos, puede ser atrás o al costado derecho del mismo, son los lados que tienen exposición al público.

Seguro que con esta campaña vamos a generar mucha recordación entre los clientes potenciales para nuestro destino.

Notas Breves
La semana anterior en un artículo que me llegó, hacen mención al Valle de La Cocora (también suelen llamarlo Valle del Cocora) agregando más dudas a la forma correcta de denominar esa hermosa región emblemática de nuestro Quindío turístico; no aguanté más y decidí averiguar cuál es la expresión correcta y quien mejor que mi apreciado amigo Doctor Jaime Lopera Presidente de la Academia de Historia del Quindío, quien me responde que lo correcto es Valle de Cocora o valle de Cocora cuando a “valle” se le da la connotación de sustantivo. A propósito, en Rumania existe un condado en el valle del rio Ialomita llamado Cocora; ahh y Salento, es un municipio de Italia.

Aproveché también la sapiencia del Doctor Lopera para aclarar de paso el nombre correcto del Rio La Vieja versus Rio de La Vieja; su respuesta y la complementación son espectaculares:
“Respecto al río, hay estas versiones: quien descubrió este río, un conquistador de apellido Muñoz, lo denominó La Vieja en honor a una anciana indígena que allí vio, toda cubierta de harapos y chucherías. Dicen que esa vieja también le enseño las propiedades medicinales de ese río debido a sus aguas con cobre (nadie me ha confirmado que esas aguas hayan siso examinadas en tal sentido). Nuevamente se puede usar Río La Vieja, o río La Vieja.”


Hasta la próxima,

Ivanres49@hotmail.com

1 comentario:

Nicolas Restrepo dijo...

El problema con el Rio La Vieja es que sigue teniendo efectos impensados en el organismo humano, pero por lo contaminado que está... Cuando salgan peces de tres ojos podría ser una nueva atracción turística.

Las historias del rio La Vieja también son muchas y las energías que ese río emana también lo son. En la larga y triste historia de violencia fueron muchos los que terminaron arrojados al olvido por su cauce. Ojalá algún día podamos dar vuelta a la hoja y poder recordar esa historias como algo ya superado, por ahora las heridas siguen abiertas.